DON BOSCO

DON BOSCO
"BUENOS CRISTIANOS Y HONRADOS CIUDADANOS"

ADVIERTEN SOBRE LAS CONSECUENCIAS DEL INTENTO ARTIFICIAL DE REDEFINIR EL MATRIMONIO


Violación del derecho de objeción de conciencia y de la libertad de cultos inclusive



Por Carlos Alvarez Cozzi (1)


I)             El DOCUMENTO.                                                                                

En documento titulado “Don't mess with marriage” [No confundan con el matrimonio], los obispos católicos de Oceanía, detallan una veintena de ejemplos de “cómo la redefinición del matrimonio para que dicho concepto incluya las uniones entre personas del mismo sexo se ha convertido en un tabú sagrado, de modo que la visión del matrimonio como unión de un hombre y de una mujer, anteriormente común a los creyentes y a los no creyentes y que era transversal a toda una serie de culturas y de épocas, se está convirtiendo cada vez más en una verdad que no se puede decir": "Una redefinición del matrimonio tiene consecuencias para todos", concluyen. (2)

Estos son algunos de los casos, (educativos, médico-científicos, jurídicos, sociales, culturales) en todo el mundo, que aportan los obispos australianos como "ejemplos sacados de la vida real que se han verificado recientemente" y que demuestran que "una redefinición del matrimonio hecha con el fin de incluir las relaciones homosexuales tendrá consecuencias de amplio alcance para todos nosotros".

1) La ciudad de Coeur d’Alene, en Idaho (EE.UU.), ha impuesto a sus ministros cristianos la obligación de celebrar las bodas homosexuales bajo pena de 180 días de cárcel por cada día que pase sin que se celebre la ceremonia y de multas de 1000 dólares al día.

2) Algunos diputados británicos han amenazado con quitar la licencia para celebrar matrimonios a los sacerdotes que se nieguen a celebrar "matrimonios homosexuales".

3) En Holanda, en Francia, en España y en los Estados Unidos hay sacerdotes que han sido amenazados con ser acusados de "incitación al odio" por haber defendido la visión del matrimonio de la propia tradición religiosa.

4) La ciudad de Houston, Texas, obliga a los pastores, so pena de sanciones legales, a someter anticipadamente sus sermones a un control  jurídico por si tratan en ellos de temas vinculados con la sexualidad.

5) En Colorado y Oregón, algunos tribunales han multado a pasteleros que se habían negado, por motivos religiosos o de conciencia, a confeccionar pasteles nupciales para "matrimonios homosexuales".

6) En Nuevo México, un fotógrafo especializado en bodas ha sido multado por haberse negado a hacer fotografías durante una ceremonia de ese tipo.

7) En Gran Bretaña y en varios estados de los EE.UU. algunas agencias de adopción católicas se han visto obligadas a cerrar por no haber asignado niños a parejas homosexuales para que fueran adoptados por éstas: por ejemplo, la Evangelical Child Family Services (Illinois, EE.UU.) ha tenido que cerrar a causa de su rechazo a actuar de este modo.

8) Algunos estados de los EE.UU. han impuesto a distintas organizaciones católicas la obligación de extender las ventajas vinculadas al estado matrimonial a sus dependientes con parejas homosexuales.

9) En Nueva Jersey, una agencia de encuentros online ha sido denunciada por no haber proporcionado su servicio a parejas homosexuales.

10) En el condado de San Diego un médico ha sido denunciado por haberse negado a participar en primera persona a la reproducción de un niño sin padre mediante inseminación artificial.

11) En Canadá y en distintos países europeos se ha requerido que los padres dejen a sus hijos en clase durante las lecciones de educación sexual que enseñan lo positivo que es la actividad homosexual, equiparándola a la actividad conyugal heterosexual.

12) David y Tanya Parker se opusieron al hecho de que su hijo -que frecuenta el jardín de infancia- recibiera clases acerca del matrimonio homosexual después de que el Tribunal Supremo de Massachusetts lo legalizara. Esta oposición causó que David fuera esposado y arrestado por haber intentado que su hijo saliera de clase durante esta lección. A los padres se les dijo que no tenían ningún derecho a hacerlo.

13) En Inglaterra, el Colegio de Abogados ha revocado a un grupo llamado Christian Concern el permiso de utilizar los locales del Colegio debido al apoyo que dicho grupo da al matrimonio tradicional y esto, ha afirmado el Colegio de Abogados, es contrario a su "política sobre diversidad".

14) En los Estados Unidos, en Canadá y en Dinamarca han obligado a pastores u organizaciones religiosas a autorizar la celebración de matrimonios homosexuales en sus iglesias o en sus salas: el Ocean Grove Methodist Camp, en Nueva Jersey (EE.UU.), ha tenido que ver como anulaban parte de su estatus de exención fiscal por no permitir la celebración civil de uniones homosexuales dentro de sus terrenos.

15) Algunos diputados británicos han amenazado con prohibir a las distintas iglesias la celebración de matrimonios si no aceptan también la celebración de bodas homosexuales.

16) El rabino jefe de Amsterdam y un obispo de España han sido amenazados con acciones legales bajo la acusación de "incitación al odio" por el simple hecho de haber afirmado de nuevo la posición de las propias tradiciones religiosas.

17) El vice-director responsable del servicio psiquiátrico del estado de Victoria, en Australia, ha recibido presiones para que dimita de su cargo en las Comisiones regionales sobre derechos humanos e igualdad tras haber apoyado a 150 médicos que habían afirmado, en una investigación del Senado, que los niños están mejor con un padre y una madre.

18) En varios estados de los EE.UU. y en Inglaterra, algunos psicólogos han perdido su puesto de trabajo por haber afirmado que preferían el matrimonio tradicional o las familias fundadas en éste.

19) La legalización de los "matrimonios homosexuales" ha abierto el camino, en Brasil, a la legalización jurídica de los matrimonios polígamos; la presión para legalizar este tipo de matrimonio es muy fuerte también en Canadá y en otros países.

20) Empresarios, atletas, periodistas, profesores, médicos y personal sanitario, líderes religiosos y otras personas que en distintos países se han pronunciado a favor del matrimonio tradicional han sido denigrados y difamados por los medios de comunicación, han visto como se les negaba un puesto de trabajo o un contrato de negocios y han sido amenazados con acciones legales.

II)            VALORACION ETICO-JURIDICA.  

                                         Como se podrá apreciar, hay verdaderos ataques a la libertad y a la objeción de conciencia de los ministros religiosos en aquellos Estados donde por haberse legalizado las uniones entre personas del mismo sexo a nivel estatal, ahora se pretende obligar a los ministros religiosos a celebrarlos en su Iglesia, aunque ello sea incompatible con el credo y disciplina sacramental al que pertenece el ministro impelido y transgreda la Sagrada Escritura.
Naturalmente que además se viola la libertad de cultos. Cuando hace algunos años escribimos un artículo que titulamos “La Iglesia Católica fuera de la ley?”, (3) ya vaticinábamos que este momento iba a llegar porque había indicios de presión en ese momento sobre algunos pastores protestantes para obligarlos, por parte del lobby LGBTI, a celebrar bodas homosexuales, con el pretenso argumento de que eran legales y por tanto no podían los novios creyentes padecer una “capitis diminutio”; se produjo la detención justamente de un pastor que se negaba a celebrar ese tipo de bodas.
En nuestro trabajo anunciábamos que en poco tiempo más, sería la Iglesia Católica y sus ministros, los compelidos a celebrar bodas gays, y vean como ahora los obispos católicos de Oceanía debieron emitir el documento a que hacemos referencia.

Pero la presión no solo se ejerce contra ministros religiosos e iglesias, sino también contra educadores, científicos, juristas, médicos y siquiatras, como consigna el documento, atacando en este caso la libertad académica, profesional o de enseñanza, violentado además el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos, de quienes no deben sufrir censura por ejercer sus derechos o por divulgar sus posiciones basadas en la observación de la naturaleza.

También sobre asociaciones y colegios profesionales se ha descargado el lobby LGBTI cuando aquellas, en el derecho de libre expresión, se han pronunciado en términos que dicho lobby considera que son “políticamente incorrectos”. Es ya a conocido como actúa la llamada “dictadura del relativismo”.

Es evidente que nungún Estado republicano y democrático podría, sin violar la libertad de cultos, sancionar a pastor, rabino o sacerdote u obispo católico alguno por no admitir lo que su propio Credo enseña que no forma parte del plan de Dios para la raza humana. Tampoco sobre médico, jurista o funcionario público que alegara razones de “objeción de conciencia” para cuestionarlo, derecho humano ampliamente reconocido por la gran mayoría de los ordenamientos jurídicos.

Sin embargo la realidad está a la vista. La “dictadura del relativismo”, ejercida por quienes durante años se quejaron de ser perseguidos, ahora pretenden aplicarla a toda aquella persona o institución que, -aún respetando a la persona de los homosexuales-, como corresponde, con todo derecho también manifiestan que no comparten su estilo de vida o que por ser contraria a su credo no puede acceder a celebrar “matrimonios” entre personas del mismo sexo. Adviértase que se trata de presiones de tipo político-ideológico porque en los países donde está legalizada ese tipo de uniones pueden acceder a ese “derecho” sin tener por qué amedrentar y denostar a aquellos que bien saben no pueden obligar a que admitan lo que su credo les impide admitir.
Por lo que, resulta paradójico que asociaciones que toda la vida estuvieron en contra del matrimonio al que calificaban de burgués, occidental y monogámico, ahora pretendan remedarlo en forma espejada, y no sólo exigirlo a nivel estatal sino incluso religioso.

Las recientes sentencias del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que concluyen que no existe un derecho humano a reclamar sanciones contra los Estados que no admitan tal tipo de uniones, quedando en la soberanía de cada país regularlas o no, parece que aún estos lobbys no las han leído siquiera. Si cada Estado es soberano para admitir o no, a nivel legislativo estatal las uniones gays, como remarca este Tribunal, cuanto más lo son las religiones para rechazar lo que su Credo y disciplina eclesial no admite.

----------------------------------------------------------------------------------------------



(1) Experto uruguayo en Bioderecho internacional.